MIRADA CRITICA - PROYECTO CATEGORÍAS MENORES // POR ROBERTO GONZÁLEZ

viernes, 29 de julio de 2016

La Federación Dominicana de Baloncesto (FEDOMBAL) presidida por el señor Rafael Uribe, desde los inicios de su mandato, dio inicio al proceso de captación de valores, seguimiento y apoyo a las categorías menores del baloncesto masculino, nombrando y encargando como director técnico de ese proyecto al señor José ¨Maita¨ Mercedes y teniendo como colaboradores o asistentes a los entrenadores Melvyn López, Víctor Hansen, Juan Matos, entre otros.

La continuidad de este loable proyecto constituye un hito en la historia de nuestro baloncesto nacional, y por vez primera se hace un trabajo en estas categorías de manera continua, lo que nos ha permitido participar en todos los torneos de categorías menores que se han hecho en el área centroamericana en los últimos 4 años.

Desde el punto de vista competitivo hemos logrado clasificar en las categorías U19 y U17 a los torneos mundiales celebrados en los años 2015 y 2016 en Grecia y en España respectivamente, pero quedándonos cortos en nuestras pretensiones de lograr por tercer año consecutivo clasificar a otro torneo mundial esta vez en la categoría U19 a ser celebrado en el año 2017, tras no clasificar nuestro seleccionado U18 en el torneo pre-mundial celebrado en Chile, donde concluimos con record negativo de 0 ganados y 5 perdidos.

Como uno de los grandes logros de este proyecto, se han captado varios jugadores procedentes de los Estados Unidos de América, regulando su estatus bajo la regla H de la FIBA, para que puedan en el futuro representar al país como nativos sin inconvenientes, entre ellos podemos mencionar a Weisner Pérez quien acciona en la universidad de Harvard, Rodney Miller comprometido para jugar con la universidad de Miami (FL), y a los juveniles Alanzo Frink, Justin Minaya, LJ Figueroa, Danny Vitiello y Ismael Waldron, todos con gran proyección en el baloncesto universitario de la NCAA primera división.

Es importante recordar que nuestra Selección Nacional de Baloncesto Mayores perdió en el pasado la oportunidad de incluir a varios jugadores nacidos en el extranjero, por no contar FEDOMBAL en aquel entonces con un programa como el que actualmente existe, para captarlos y regularizar su estatus bajo la regla H de la FIBA, para solo citar dos casos importantes, dentro de estos jugadores podemos mencionar a Charlie Villanueva (Dallas Mavericks NBA) y a James Feldeine (Panathinaikos, A1 Griega) entre otros, ambos terminaron formando parte de nuestra selección de mayores en torneos anteriores en el puesto de nacionalizado.

No obstante a que ha sido positivo el programa de selección de menores, en cuanto a la captación de jugadores en el exterior, no es menos cierto que ha habido cierta resistencia de parte del algunos miembros del cuerpo técnico de incluir a jugadores con gran proyección dentro del baloncesto colegial norteamericano y con condiciones atléticas y técnicas muy superiores a varios de los jugadores locales que formaron parte de las selecciones que finalmente participaron en los indicados torneos, por poner algunos ejemplos de exclusiones mencionaremos a: Marques Townes, Anthony García, Donald Flores, Elvin Hernández y Christopher Duarte, este último incluso nacido en (Puerto Plata) Republica Dominicana y considerado una de las grandes promesas del baloncesto colegial norteamericano.

El proyecto de selección de menores no debe ser medido por el resultado de los juegos ganados y perdidos que han obtenido nuestros equipos en las referidas competiciones, sino mas bien en la captación de jóvenes valores con condiciones atléticas y técnicas necesarias para que en el futuro sean los que nos puedan representar en la selección de mayores de nuestro país, llegando a este nivel con un concepto de juego colectivo, ejemplo de lo que comentamos lo es el seleccionado que compitió en el U17 celebrado en Gurabo, Puerto Rico en el año 2011, el cual estuvo integrado por jugadores de la talla de Karl Towns Jr, (Novato del Año 2015-2016 NBA) Brandone Francis (Texas Tech, NCAA), Oscar Cabrera (Longwood, NCAA), Luis Santos (South Florida, NCAA), (Universidad de Florida NCAA), Miguel Dicent (Morehead St, NCAA) “con destacada actuación en los juegos panamericanos con la selección de mayores). Si bien el combinado U17 del año 2011 no consiguió medallas y mucho menos se clasificó al pre-mundial que se celebró al año siguiente, ha sido sin lugar a dudas el grupo de atletas de mejores condiciones atléticas y técnicas captados hasta el momento por la Federación Dominicana de Baloncesto.

Actualmente el cuerpo técnico que dirige este proyecto desnaturaliza la esencia de lo que debería ser el mismo, en cuanto a la captación de jugadores para la selección de mayores en el futuro, dándole prioridad a jugadores locales que claramente han demostrado no tener las suficientes condiciones técnicas y atléticas necesarias para en el futuro formar parte de la selección de mayores y a la vez con poco futuro para continuar la practica del baloncesto a nivel profesional.

Un ejemplo de lo que comentamos, en cuanto a la prioridad de captar jóvenes valores con proyecciones para formar parte de la selección de mayores, resultan ser los seleccionados nacionales de Canadá, los cuales están formado casi siempre en su totalidad por jugadores formados en las escuelas y colegios localizados en lo Estados Unidos de América, aceptando sabiamente que dichos atletas son muy superiores y tienen mayor dominio de los fundamentos del baloncesto que los jugadores creados dentro del sistema de la escuela canadiense.

En cuanto al aspecto técnico, nuestras participaciones en todos estos torneos han dejado mucho que desear, nuestros equipos en sentido general han adolecido del dominio de los fundamentos del baloncesto y carecido de respuestas tácticas y técnicas en el aspecto ofensivo y defensivo, necesarios para competir en torneos de esta naturaleza. El juego de nuestra selección de menores en todos estos torneos se han caracterizado por el desorden o el juego a nada, es decir, sin sistemas de juego en conjunto, apoyados más que nada en las individualidades, logrado resultados favorables solo en aquellos partidos en los cuales superamos atléticamente a los contrarios.

FEDOMBAL debe replantear algunos de los criterios deportivos y técnicos que priman actualmente en este proyecto, y en ese tenor debe dar prioridad a la hora de formar las selecciones a los jugadores de mayores condiciones técnicas y atléticas sin importar si nacieron en territorio nacional o en el exterior, incluso de ser necesario nacionalizar jugadores extranjeros que muestren su interés en integrar las referidas selecciones y que puedan suplir las debilidades que pudieren tener los equipos, y dejar a un lado el concepto que actualmente prima en el cuerpo técnico de formar equipos con jugadores locales con rellenos de algunos jugadores formados en el extranjero y no verdaderas selecciones.

Asimismo, FEDOMBAL debe replantearse el estilo de juego que actualmente prima en nuestras selecciones, las cuales presentan siempre un pobre nivel técnico en todos los aspectos del juego, y definir el tipo de juego en conjunto que deben asumir nuestros equipos en todas las categorías, ya sea el sistema de juego de la escuela de baloncesto de los Estados Unidos de América, que se fundamenta en las grandes habilidades técnicas y atléticas de sus jugadores dentro de un sistema de juego muy definido y de alta calidad, o el sistema de juego Europeo que se sustenta en el juego en conjunto para compensar la menor calidad atlética de sus jugadores respecto a los jugadores norteamericanos.

Seria una gran error insistir en la falsa premisa de que los dominicanos tenemos un sistema de juego propio fundamentado en la velocidad y en la individualidad, en contraposición con la esencia misma del juego de baloncesto y de las escuelas que actualmente existen en el mundo. 

Nuestro país ha tenido experiencia de lo que hablamos, cuando en el año 2011 asumió un concepto y filosofía de juego en conjunto con la llegada del entrenador John Calipary, mejorando aun mas con su sucesor Orlando Antigua, el cual nos devolvió al escenario del baloncesto mundial de mayores en el 2014, compitiendo y logrando resultados muy positivos en dicho torneo y mejor que todo luciendo como un equipo, con un sistema de juego organizado y determinado, el cual fue abandonado lamentablemente bajo la dirección técnica del mal recordado coach Kenny Atkinson en el pasado preolímpico de México 2015.

En ese tenor reiteramos que es fundamental que la FEDOMBAL mejore el nivel técnico de nuestros entrenadores, enviándoles al extranjero a capacitarse en cualquiera de las dos escuelas antes mencionadas (Usa o Europa) y que de una vez por toda se asuma en todas nuestras selecciones un mismo estilo de juego, ya sea el juego en conjunto de la escuela de baloncesto de los Estados Unidos de América o el de la escuela de baloncesto de Europa, y que dejemos a un lado el desorden, el pobre juego técnico que generalmente presentamos y el juego individual mediocre que siempre nos ha caracterizado y que afecta en sentido general al baloncesto nacional en todos los niveles.

Roberto González // www.dominicanosenbasket.com

 
 
 

Fans Facebook

Bronce Centrobasket (2016)

Lo Ultimo en Twitter

Puesto Nº 11 Mundial U17 (2016)

Publicidad

Historial Selección RD