ARELIS REYNOSO MADRE DE AL HORFORD “El cambio de béisbol al baloncesto valió la pena”

jueves, 23 de junio de 2011

Bajando las escalinatas del avión en Brasil (mediados de los 90), Arelis Reynoso nunca se imaginó que su pequeño hijo Al Horford, con apenas 10 años, tomaría una decisión de una persona adulta en cuanto a lo que quería ser en el mañana.

Dejar atrás el béisbol, que para entonces practicaba en una liga en Santo Domingo, e inclinarse por el baloncesto fue la propuesta hecha por Horford a su madre cuando llegaron a esa nación suramericana.

“Lo primero que me dijo fue mami ya no más béisbol”, dijo Reynoso a Multimedios del Caribe. “Me dijo como todo un hombrecito que se decidía a jugar baloncesto. Que iba a poner todo su empeño en llegar a ser un jugador profesional y gracias a Dios que lo logró. El cambio de béisbol al baloncesto valió la pena”.

Sostiene, que a su regreso de Brasil luego de un viaje de vacaciones y junto a su padre, el ex jugador Tito Horford, lo llevan a la escuela de baloncesto que dirigía Leandro de la Cruz, junto a los entrenadores Víctor Hansen y Teresa Durán, donde comienza a recibir las técnicas sobre este deporte.

“A esas personas les agradezco mucho por esos fundamentos que le dieron a mi hijo sobre lo que es el baloncesto. Ellos son parte fundamental para que hoy esté mostrando esos dotes en la NBA”, indicó.

Desde que el niño tenía 10 años Reynoso ya sabía que el baloncesto iba a ser la vida de Al, quien 11 años después se convirtió en un jugador de los Hawks de Atlanta y ha tenido dos participaciones en Juego de Estrellas

“Recuerdo que junto a su padre decidimos que cuando entrara a cursar los estudios secundarios, iba a viajar a los Estados Unidos a hacer el bachillerato. Ese cambio de ambiente le sería saludable a la misma vez, debido a que iba a compartir con sus demás hermanos (cuatro de parte de Tito Horford). Gracias a Dios que todo eso fue un éxito”, expresó la madre.

Manifestó que en suelo norteamericano, su vástago descolló en la escuela secundaria, ubicándose entre los 100 mejores prospectos que serían reclutados por las universidades.

“Fue una experiencia bonita, intensa y ante todo muy grata ver el niño que con cariño preparé para entregarlo a la sociedad, para fuera el hombre que es hoy en día”, expuso una madre orgullosa.

“Una persona íntegra, honesta, que espiritualmente tiene sus valores enfocados en Dios y que ha podido desarrollar una vida basada en lo que él siempre quiso hacer. Tuvo el aporte, el soporte y el mérito de todo ese proceso que a mucha honra y humildemente se le dio”.

Crecer y madurar en la vida

Como toda una madre visionaria, Arelis Reynoso entiende que en los cuatro años que tiene su hijo en la NBA, ha dado de un 40 a un 44 por ciento de su capacidad como jugador. “Como todo en la vida es aprendizaje, el día a día te da la oportunidad de superar, no la de ayer, sino las metas que tú te has propuesto y que no has podido completar en 24 horas.

Tienes otra oportunidad para desarrollar ese talento, esas habilidades que tienes, pero que deben, como en toda la vida, crecer y madurar”, sostuvo. Expresa que el tener a Al Horford a su lado “ha sido una experiencia extraordinaria” como madre.

“No somos amigos. A veces escucho a muchas madres decir que soy la mejor amiga de mi hijo. Y no es así. Tenemos una comunicación muy eficaz en todos los aspectos”, dijo.

Manifestó que como madre, está llamada a educar, a regañar y a ponerle los pies en la tierra cuando hay que hacerlo, así como darle esos tips para que en el mañana no pasen malas experiencias. “Pienso que todo esto ha sido una bendición gracias a Dios. Recuerdo que una vez le dije que cuando él nació nos graduamos juntos. Él como hijo y yo como madre”.

Julio Castro / El Caribe // www.dominicanosenbasket.com

 
 
 

Fans Facebook

Oro Centrobasket U17 (2017)

Lo Ultimo en Twitter

Bronce Centrobasket (2016)

Publicidad

Historial Selección RD